El proceso de compra de Amazon comienza cuando buscamos un articulo en su tienda o entramos a través de un enlace. Si nos interesa hacemos el pedido, lo recibimos en casa, y aquí termina su trabajo. Como mucho volverá a actuar si se estropea, o decidimos devolverlo. Amazon After propone que Amazon siga involucrada con el producto durante toda su vida útil, incluso más allá. ¿Cómo funciona?

Amazon After es un concepto desarrollado por el diseñador Scott Amron. La idea es que sin salir de Amazon puedas vender, alquilar, prestar, donar o reciclar cualquier producto que compremos en la tienda.

Scott Amron ha preparado un vídeo en donde desarrolla este concepto, como si fuese un anuncio publicitario de Amazon. Merece la pena verlo porque muestra ideas muy interesantes:

Como vemos en el vídeo, Amazon After muestra una nueva opción con el precio actual de todos los productos que hemos comprado, en el mercado de segunda mano.

Cuando tocamos en un producto podemos venderlo, alquilarlo, prestarlo, regalarlo, donarlo, o repararlo. Si queremos deshacernos de él, nos muestra los puntos de reciclaje más cercanos a nuestro lugar de residencia.

Amazon After

Scott Amron

No se trata solo de funciones pasivas: si por ejemplo queremos comprar un producto y está agotado, podemos envia una oferta a toda la gente que lo compró, por si les interesa vendérnoslo. De la misma forma, en cualquier momento podríamos recibir una oferta por algo que hemos comprado, y lo podríamos vender de segunda mano a través de Amazon.

También sería posible usar Amazon After con Alexa. Bastaría con decir: «Alexa, vende mi consola Switch«, para que el asistente encontrase un comprador.

A través de nueva funciones incorporadas a Amazon podríamos ver cómo varia de precio un producto comprado, o cuánto le queda de garantía. Además, Amazon te propondría vender los productos que no has usado en mucho tiempo.

Amazon Echo Flex


Amazon Echo Flex

El Amazon Echo Flex es el nuevo altavoz inteligente de Amazon. No necesita fuente de alimentación y prescinde del cable, siendo ideal para la cocina y el baño.

Incluso tendrías la opción de vender el producto por partes. Por ejemplo el móvil por un lado y el cargador o la batería por otro.

Es un concepto muy interesante que permite aumentar la vida útil de los productos, o el reciclaje. Y tiene un beneficio para el cliente, que puede comprar más cosas al recuperar parte del dinero.

Amazon obtendría beneficios al vender más productos, o quizá haciendo que el dinero ganado en esas ventas de segunda mano solo se pueda usar en compras en Amazon.

¿Qué te parece la idea?