Desde que el ser humano miró al cielo y vio las estrellas existe el sueño de poder conquistarlas, viajar a otros mundos y navegar por el espacio. Es posible que este sueño no sea el de todos, pero sí el de unos cuantos ingenieros, aventureros y científicos.

Y no estamos lejos de conseguirlo. Después de haber llevado personas a la Luna, el objetivo ahora es Marte, el gran planeta rojo, donde dentro de no mucho deberíamos dejar nuestra primera huella.

En este sentido SpaceX está trabajando desde hace tiempo, desarrollando una nueva nave, la más potente creada hasta la fecha por la compañía americana: de nombre, Starship. El objetivo es cumplir con la misión Gateway to Mars.

Y SpaceX ha publicado un vídeo en el que muestra a la joya de la corona antes de su primer vuelo de prueba orbital que espera realizar en las próximas semanas.

Una vez que se complete la siguiente fase de pruebas, SpaceX quiere enviar una Starship sin tripulación a la Luna, aterrizarla en posición vertical en la superficie lunar y luego llevarla a casa. A continuación, es probable que se lleven a cabo misiones con tripulación a la Luna.

El objetivo final es enviar una nave estelar con tripulación a Marte, aunque para eso quedan unos años aún ya que el camino acaba de empezar (y es posible que en ese camino se conviertan en una compañía aún más valiosa que Tesla).

Imagen de un cohete saliendo al espacio y una fábrica de SpaceX en primer plano.

SpaceX ya ha probado a la Starship en una serie de vuelos cortos a gran altura. La nave, propulsada por seis motores Raptor, se comportó bien en el aire, pero se estrelló al final de la misión al intentar aterrizar en posición vertical, hasta que en el último vuelo, en mayo, SpaceX logró finalmente un aterrizaje con éxito.

Actualmente, SpaceX está esperando el permiso de la Administración Federal de Aviación (FAA) para lanzar la Starship junto al nuevo y poderoso motor Super Heavy, el cual enviaría la nave a su primer vuelo orbital.