La electricidad forma parte de la industria del automóvil hace años y cada vez más empresas relacionadas con ella están adecuando sus productos. De esta forma podemos encontrarnos con un Aston Martin DB6 completamente eléctrico, una tranquilidad por otro lado para el que busque seguir disfrutando de los clásicos de siempre en el futuro. 

Es un producto que firma Lunaz, la empresa en la que ha invertido David Beckham.

Lunaz Design convierte en coches eléctricos joyas como el Rolls-Royce Phantom o el Jaguar XK120. Y eso solo es un ejemplo. En esta empresa ha invertido gran parte de su fortuna el futbolista inglés, que ve futuro a esto de crear coches clásicos con la tecnología actual. Además, no solo es eso, todo lo que el cliente pide es todo lo que el cliente tiene. Lunaz convierte tus deseos en realidad.

Dice Lunaz que el tren motriz del Aston Martin eléctrico cuenta con “una rápida aceleración inicial con los requisitos de un automóvil clásico que está construido en la línea de un Gran Turismo”. Posee una autonomía de más de 360 km., con un conjunto de frenos, suspensión y dirección mejorados.

Por supuesto, cuenta con aire acondicionado, wifi, navegación por satélite y funciones propias de los actuales sistemas de infoentretenimiento.

La directora de diseño de Lunaz, Jen Holloway, decía: “Estamos orgullosos de presentar el GT británico por excelencia, remasterizado para una nueva generación”. La marca ha confirmado que bajo pedido fabricará un Aston Martin DB4 y un Aston Martin DB5. Este DB6 tendrá un precio de partida de un millón de dólares a lo que hay que añadir los impuestos locales. Un capricho eléctrico.

Este artículo fue publicado en Top Gear por Enrique León.