Uno de los principales inconvenientes que tiene la utilización del navegador Google Chrome es que consume demasiada RAM, sobre todo cuando tenemos abiertas bastantes pestañas, algo que hace que nuestro sistema operativo y el propio ordenador vayan más lento de lo habitual.

Si bien la nueva versión del navegador Microsoft Edge logra reducir drásticamente el consumo de RAM en su utilización, todavía Google está buscando para Chrome algún tipo de tecnología que pueda evitar ese consumo excesivo de RAM. Mientras los de Mountain View buscan una solución rápida al respecto, la comunidad de usuarios busca alternativas amparándose a las extensiones de Chrome.

Mientras llega el momento en el que Google sorprenda reduciendo ostensiblemente la RAM que consume Chrome, muchos usuarios han estado utilizando la extensión llamada The Great Suspender, inicialmente una aplicación segura para nuestro navegador y que básicamente lo que hacía era suspender distintas pestañas para que no consumieran memoria cuando no las estuviéramos utilizando.

Si bien la extensión ha estado funcionando bastante bien durante sus primeros meses de disponibilidad para el público, parece que a finales del año pasado el complemento se vendió a un tercero, que aparentemente ha añadido un exploit para ejecutar cualquier tipo de código sin el consentimiento del usuario. Esto llevó inicialmente a la eliminación del complemento para Edge, a lo que siguió la decisión de Google para deshabilitarlo en Chrome y también para eliminarlo de su tienda.

The Great Suspender

De esta manera, si tuviste instalada esta extensión, te habría aparecido una ventanita emergente donde se te dice que «The Great Suspender ha sido desactivado debido a que contiene malware», aunque de momento Google no ha ofrecido ninguna declaración oficial al respecto.

Recuerda que si has estado utilizando esta extensión, todas tus pestañas suspendidas no se restaurarán cuando abras el navegador con lo que tendrás que restaurarlas manualmente.

La única solución viable que tienes al respecto es que utilices el nuevo navegador Edge que es de descarga gratuita y que funciona muy bien si tienes Windows 10, y consume menos recursos que Chrome.