Ahora Instagram se ha puesto seria y ha decidido prohibir los vídeos de TikTok así como los vídeos de baja calidad. Así pues, los algoritmos de Instagram pondrán el ojo sobre las marcas de agua de TikTok y en el caso en el que detecten uno, será bloqueado de inmediato por incumplir las normas.

Con respecto a los vídeos de baja calidad, hacen que la experiencia en Reels no sea tan satisfactoria como Instagram quiere que sea. Es por esto por lo que también bloqueará ese contenido.

Cuando hablamos de vídeos reciclados, no solo entra TikTok, sino cualquier vídeo corto que contenga marca de agua o sea claramente reciclado de otra red social.

Es un claro movimiento estratégico para recibir tráfico real y que el contenido que haya en la pestaña de Reels sea original del usuario y solo en esa plataforma, en lugar de ser un contenido rehusado e incluso robado de otros perfiles en otras redes sociales.

En la publicación de Instagram donde se informa de las nuevas normas, también se dan algunos consejos básicos a los usuarios para crear Reels exitosos. Por ejemplo, la compañía indica que lo mejor es grabar vídeos en vertical, evitar el abuso de textos en los vídeos, usar audio original o de la biblioteca de audios de Reels, no poner marcos a los vídeos, entre otros consejos.

Tener éxito en Reels o en TikTok es cuestión de suerte, y una mezcla de ingenio y originalidad, así que a partir de ahora, los creadores de contenido lo tendrán más complicado, ya que tendrán que grabar dos veces el mismo contenido o crear vídeos diferentes en función de las tendencias de cada app.

Quizás estas nuevas directrices tarden en hacer efecto, pero la idea es clara: diferenciarse de TikTok a pesar de ser el clon de TikTok.

Mark Zuckerberg lleva años intentando tener éxito con los vídeos cortos. Lo logró con los Stories, después quiso extrapolar ese éxito a los Estados de WhatsApp, después nació IGTV y ahora, viendo la fama de TikTok, quiere lanzarse al vacío con Reels.

Aparte de los vídeos cortos, la red social también se está centrando en las compras dentro de la app y en la publicidad. Tanto es así, que ya podemos comprar desde los Reels de Instagram.