Los ordenadores PC acaban de cumplir 40 años. Mirando en perspectiva, en estas cuatro décadas la mayor revolución desde aquel primer IBM PC, son los micro PC Raspberry Pi.

Por poco más de 40 euros puedes comprar un mini PC del tamaño de una tarjeta de crédito, completamente funcional, con el que puedes crear millones de proyectos.

Los hay de todo tipo, desde los más sencillos a otros pensados para científicos o programadores avanzados. Este reportaje lo queremos dedicar a los inventos caseros para principiantes que cualquiera puede hacer utilizando una Raspberry Pi.

Aunque técnicamente tenemos un ordenador convencional que se puede conectar a un teclado y un monitor, el pequeño tamaño de Raspberry Pi permite meterlo dentro de todo tipo de cajas, carcasas, objetos y artilugios, para crear divertidos gadgets.

Vamos a echar un vistazo a algunos de los más sencillos de poner en práctica.

Proyectos para novatos con Raspberry Pi

  1. Construye un dispositivo Android TV
  2. Controla una luz LED
  3. Haz streaming de tus juegos de Steam a la tele del salón
  4. Como convertir a una impresora en inalámbrica
  5. Un servidor de juegos privado
  6. Controla una cámara de seguridad con sensor de movimiento
  7. Crea un servidor NAS: tu nube privada
  8. Una consola retro
  9. Monta un marco digital
  10. Una biblioteca online

Construye un dispositivo Android TV

Android TV

MUO

¿Quieres convertir cualquier pantalla en un Smart TV para ver Netflix y similares, o usar apps de Android?

Lo único que necesitas es una Raspberry Pi 3 o 4 y descargar el sistema LineageOS 18.1 Android TV. Lo instalas en una tarjeta micro SD usando la aplicación Etcher para que sea autoarrancable (se pondrá en marcha al encender la Rapsberry Pi).

Ten en cuenta que la versión de Android TV para Raspberry Pi está en fase beta, así que algunas cosas no funcionan. 

Tienes una explicación más detallada de cómo instalar y configurar Android TV en Raspberry Pi en este artículo de MakeUseOf.

Raspberry Pi


Raspberry Pi 4 Model B

Nueva Rapsberry Pi 4 Model B con procesador Broadcom de 4 núcleos a 1,5 GHz y dos puertos micro HDMI. Reproduce vídeos 4K a 60 fps en dos monitores. Con WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0 y USB Tipo C. Se vende con 1, 2 o 4 GB de RAM.

Controla una luz LED

Proyecto Raspberry Pi

Si quieres aprender, de verdad, a programar una Raspberry Pi, uno de los proyectos más sencillos y prácticos es programar una luz LED.

En este vídeo puedes ver todo el proceso, explicado paso a paso, con subtítulos en español si le pides a YouTube que los traduzca:

Es perfecto porque tiene un poco de todo: electrónica básica (conectar una luz LED a una resistencia), la Rapsberry Pi a un tablero de pruebas o Breadboard, y crear un facilísimo programa en Python.

Aprenderás todos los conceptos básicos en un solo proyecto.

Haz streaming de tus juegos de Steam a la tele del salón

Steam Link

Si tienes un monitor pequeño o quieres jugar en una tele grande sin tener que mover el PC, puedes convertir una Raspberry Pi en un Steam Link.

Es un dispositivo que envía la imagen del juego que estés jugando a cualquier pantalla, a través de WiFi.

Valve ha creado un software oficial para Rapsberry Pi, así que lo único que tienes que hacer es instalarlo en el mini PC.

En este tutorial que hicimos hace tiempo te explicamos cómo hacer la instalación y configuración paso a paso. 

Convertir una impresora en inalámbrica

Impresora

Depositphotos

Si tienes una impresora antigua sin WiFi, el cable ata mucho, porque la tienes que poner cerca del PC, y ocupa mucho espacio. Además no puedes enviar contenido desde el móvil.

Con una Rapsberry Pi puedes enviar desde el PC o el móvil documentos a la impresora, de forma inalámbrica. Solo hay que instalar un par de programas, Samba y CUPS.

Lo más laborioso es la configuración, porque tienes que hacer que la Raspberry Pi reconozca la impresora, y le asigne una dirección IP. Y después hacer que esa dirección IP se vea en la red WiFi, para que la encuentren el PC o el móvil, y puedan enviar contenido para imprimir.

Aquí tienes un tutorial donde lo explican paso a paso.

Un servidor privado de juegos

Minecraft app para móviles

Mojang

Puedes usar la Raspberry Pi para convertirla en un servidor privado de juegos multijugador.

Se encargará de gestionar las partidas que jueges con tus amigos, sin necesidad de usar un PC independiente.

La  única condición es que la Rasperry Pi esté conectada a Internet por cable Ethernet, porque así puede mantener la conexión estable.

Minecraft, Quake, Doom, Terraria o Civilization, son algunos de los juegos que puedes controlar con la Pi. En este enlace puedes descargar el software servidor para cada juego.

Controla una cámara de seguridad con sensor de movimiento

Rapsberry Pi

¿Tienes una webcam vieja que no utilizas? También puedes usar una cámara para Raspberry Pi, que apenas valen 26 euros.

Solo necesitas instalar unas aplicaciones, como Emacs y un servidor VNC, para que la cámara detecte movimiento, y cuando lo haga, grabe lo que ve.

Aquí tienes un paso a paso para llevarlo a cabo.

Crea un servidor NAS: tu nube privada

Servidor remoto

Maquinas virtuales

Un NAS es un servidor local que puede usarse para guardar archivos, y distribuirlos a todo aquel que se contecte. En resumen, un nube privada solo para tí.

Puedes crear un NAS con una Raspberry Pi y uno o dos discos SSD, y usarlo para escuchar música o ver tus vídeos desde cualquier PC o móvil.

También puede servir para almacenar tus fotos y vídeo, copias de seguridad, etc.

Lo único que necesitas es una Raspberry Pi, una unidad de almacenamiento (también sirven discos duros), y el software para controlar el NAS.

Hay un excelente paso a paso en español en la web Máquinas Virtuales.

Una consola retro

¿Quieres revivir la primera generación de videojuegos? Solo tienes que hacerte con un mando y dos botones, una caja de plástico, unos cables para conectar dichos mandos a la Pi, y ya tienes tu propia consola retro que puedes disfrutar en cualquier pantalla.

Instala cualquier emulador, como RetroPie, y tendrás acceso a todo tipo de juegos clásicos.

Aquí tienes el tutorial para conectar los botones.

Monta un marco digital

Raspberry Pi

Si tienes una pantalla sin utilizar en el trastero, desde un viejo monitor a una tablet (mucho mejor), puedes convertirla en un marco digital para que te muestre fotos, mensajes, o lo que tu quieras.

También puedes usar la pantalla táctil oficial de Raspberry Pi, de 7 pulgadas, que cuesta unos 70 euros.

Es un proceso muy sencillo: instalas un sistema operativo, como Raspbian, y un visor de fotos de los muchos que hay, como PicFrame.

Conectas la Raspberry a la pantalla por HDMI… ¡Y listos! Solo tienes meter fotos en la tarjeta micro SD para que el visor las muestre en la pantalla.

Aquí puedes ver un paso a paso.

Una biblioteca online

Raspberry Pi

Este proyecto convierte una Raspberry Pi Zero, en una biblioteca digital a la que todo el mundo (si tiene permiso) puede conectarse para descargar libros en su dispositivo.

Solo hay que instalar Apache para crear un Punto de Acceso, y crear una página web especial desde donde se pueden ver y descargar los libros.

Aquí tienes el tutorial.

Hemos visto 10 proyectos de principiante para probar con la Raspberry Pi. ¡Anímate a ponerlos en práctica! Y si te parecen pocos, aquí te dejamos varios kits para convertir tu Raspberry Pi en una consola u ordenador.