Hoy 9 de febrero, tras 27 minutos de incertidumbre en donde la sonda Hope pasó por grave peligro, los Emiratos Árabes Unidos hacen historia: ya tienen una nave orbitando Marte. China lo hará mañana mismo, y Estados Unidos el 18 de febrero. ¿A qué se debe esta nueva carrera espacial desenfrenada?

Los tres países van a marcar un hito. Es la primera vez que los Emiratos Árabes Unidos realizan un viaje interplanetario, será la primera vez que China aterrice un rover en Marte, y también será la primera vez que Estados Unidos intente volar un helicóptero en el Planeta Rojo.

Puede resultar chocante que los tres países hayan decidido alcanzar el planeta más cercano a la Tierra con apenas una semana de diferencia, pero no es una cuestión de rivalidad, sino de ciencia. Hace unos meses la Tierra se alineó con Marte, proporcionando un ruta óptima y más corta que no volverá a producirse en dos años. Por eso los países con misiones espaciales en desarrollo aprovecharon para despegar casi a la vez, ya que este alineamiento apenas duró unos días.

La primera en llegar ha sido la misión Hope de Emiratos Árabes Unidos, que ya orbita Marte desde hace unas horas. La sonda tuvo que pasar una dura prueba de 27 minutos en la que tuvo que reducir su velocidad de los 120.000 a los 17.000 Km/h, para ser atrapada por la gravedad de Marte y poder asentarse en su órbita.

La misión Hope ha contado con ayuda de Japón, ya que la sonda fue lanzada desde uno de sus cohetes, y con universidades de Estados Unidos, que han prestado conocimientos y tecnología. Pero se trata de un proyecto completamente propio de los Emiratos, que buscan nuevas alternativas económicas al inevitable desplome del petróleo en las próximas décadas.

Es la única misión que no aterrizará en Marte. Tras recorrer casi 500 millones de Kilómetros la sonda Hope orbitará Marte durante 2 años, estudiando el clima.

China llega a Marte

La nave china Tianwen-1, por su parte, llegará al Planeta Rojo mañana mismo, 10 de febrero. Ya ha enviado la primera imagen de Marte, que puedes ver justo aquí arriba.

La misión de la Tianwen-1 es más ambiciosa. Pasará tres meses orbitando Marte para estudiar Utopia Planitia, una planicie que oculta agua congelada bajo su superficie. Pero en mayo desplegará un vehículo que aterrizará en la superficie de Marte. Será la primera vez que una única misión orbite el planeta y también aterrice, y además China se convertirá en el segundo país en aterrizar en Marte (si lo consigue), tras Estados Unidos.

La última en llegar a Marte será la NASA. Lo hará el 18 de febrero con su rover Perseverance y 11 millones de nombres de niños grabados en un chip, que enviaron a través de un concurso que tuvo lugar hace unos meses.

El robot Perseverance aterrizará directamente en la superficie de Marte, y su objetivo principal será buscar indicios de vida. Aunque el mayor reto será volar un helicóptero por control remoto, el Ingenuity, lo que permitirá tener una visión mucho más amplia de la superficie del planeta, al elevarse varios metros por encima del suelo:

Tres misiones históricas que nos acercan un poco más al viejo sueño de que la Humanidad pise, por vez primera, otro planeta. ¿Lo conseguiremos?