Los alimentos orientales cada vez están más presentes en nuestra dieta. Ingredientes como la raíz de kuzu eran imposibles de encontrar en nuestro país hace apenas unos años. Pero ahora incluso la venden en Amazon.

La raíz de kuzu es un almidón (por eso es de color blanco) que se extrae de la raíz de la Pueraria Lobata, una planta originaria de Asia. Es una de las 50 hierbas fundamentales de la medicina tradicional china, y también se usa mucho en Japón. En otros países se la conoce con el nombre de Kudzu.

Por su condición de almidón no solo tiene propiedades curativas. También se usa mucho en la cocina como espesante, para compensar la acidez de ciertos dulces, e incluso para rebozar.

Tal como nos explica nuestra compañera Andrea Núñez-Torrón en TICbeat, la raíz de kuzu sirve para reducir la presión arterial alta, regular el azúcar en la sangre, mejorar las migrañas crónicas y aliviar la tensión muscular.

También ayuda a tratar los trastornos intestinales, mejora la microbiota y equilibra la flora, restaura la movilidad peristáltica y regenera las vellosidades intestinales. Además mejora la absorción de nutrientes y activa el sistema inmunitario.

Gracias a su acción vasodilatadora también reduce el estrés y la ansiedad, y ayuda a dormir por las noches.

Por si estos beneficios no te resultan suficientes, resulta que también es muy útil en la cocina. Gracias a su condición de almidón ayuda a espesar salsas y a crear gelatinas. Y como tiene un sabor neutro, se puede usar tanto en recetas dulces como saladas. Se suele mezclar con salsa de soja.

Otro uso muy común consiste en espolvorear sobre la verdura o el pescado antes de freírlos, para darles una capa de rebozado.

Como decimos hoy en día es muy fácil encontrar raíz de kuzu en cualquier tienda de alimentación o herbolario. Por ejemplo la tienes en Amazon con un precio de unos 10 euros por 100 gramos. Parece mucho, pero ten en cuenta que al ser almidón, pesa muy poco.