Aunque parece que ha quedado algo olvidado, el año pasado hubo una importante polémica con la película francesa Cuties. Aquí se tradujo con el título Guapis y no tuvo demasiado recorrido, pero resulta complicado saber el motivo vistas las últimas noticias al respecto y lo que nos influye el algoritmo de Netflix.

Por hacer algo de memoria, Cuties es una película que cuenta la infancia de una niña de 11 años y cómo se empieza a cuestionar algunos aspectos sobre sí misma y su cuerpo tras adentrarse en el mundo del baile. Un drama bastante común en algunos aspectos, pero que tuvo una campaña de marketing desafortunada.

El adelanto y el póster original, que después fue cambiado, hacían una excesiva sexualización de las niñas que daba a entender que la temática era otra. Esto desató mucha controversia en redes sociales, como la tendencia #CancelNetflix en Twitter o una campaña en Change. Pocos la habían visto y la única referencia que tenían era esta promoción.

El caso es que Netflix tuvo que reaccionar e incluso se disculparon con la directora Maïmouna Doucouré por un error que perjudicó a la película. Pero esto no quedó aquí.

Con el objetivo de reducir las consecuencias, se eliminó la película de las categorías Próximamente y Búsquedas populares, además de manipular su algoritmo para quitarla en algunas búsquedas. Unos cambios que sin duda perjudicaron más todavía al largometraje y que dan mucho en lo que pensar sobre la transparencia que tienen hacia los suscriptores.

En The Verge han accedido a algunos documentos en los que se puede leer que decidieron «suprimir la promoción y las consultas de búsqueda relacionadas«. Este y otros términos muestran de forma irrebatible cuál fue la decisión tomada.

Esta noticia llega en medio de otra polémica que se vive con Dave Chappelle y recuerda lo complicado que resulta para las plataformas encontrar el equilibrio en algunos temas. Aunque tal vez debamos apuntar que en el caso de Cuties el error quedó claro desde el primer momento, pero la solución fue casi peor.

Con Netflix ocurre lo mismo que con cualquier red social o portal de búsquedas, la influencia del algoritmo en los usuarios es evidente y polémica en ocasiones. Debe ser cada uno el que decida hasta qué punto se fía de él o hace caso de las recomendaciones.