Son muchos los rumores que ha habido alrededor del coche de Apple. Y no es para menos, ya que si la marca levanta pasiones y crea expectación con solo presentar un móvil, era de espera este revuelo con la idea de lanzar su propio coche eléctrico al mercado.

El Apple Car definitivamente será fabricado por Hyundai, o eso apuntan los rumores. Lo que se sabe es que Hyundai se encargará de la producción de algunos componentes y del diseño, y Kia, filial de Hyundai, proporcionará sus fábricas en Estados Unidos.

Además, el analista de Apple Ming-Chi Kuo dice que Apple va a colaborar con Hyundai para la fabricación de este primer modelo y que más adelante podría colaborar con General Motors.

El chasis de este primer modelo podría usar la plataforma de vehículos eléctricos de batería (BEV) E-GMP de Hyundai. ¿Por qué es tan especial? Porque se trata de un chasis con unas especificaciones muy brutas para ser un coche eléctrico.

Otro apunte importante de este chasis E-GMP es que deja a un lado la complejidad del montaje y pasa a la modulación y estandarización. Es decir, que la base será la misma y dependiendo del modelo, Hyundai solo añadirá o eliminará componentes. Explicado de una forma muy simple.

Esto da lugar a un desarrollo rápido y flexible. Además, no pensemos que este método se olvida de la seguridad, ni mucho menos. E-GMP está diseñado precisamente para ser más estable en las curvas y en la conducción a alta velocidad.

En su diseño, se ha distribuido el peso entre la parte trasera y delantera creando un centro de gravedad bajo gracias a su paquete de baterías que se montan en la base del chasis.

Todo esto lo tendrá, según rumores, el Apple Car y las especificaciones que esta tecnología le brinda son carga rápida llegando al 80% de carga en 18 minutos, con una carga completa se pueden recorrer 480 km, acelerar de 0 a 100 en menos de 3,5 segundos y una velocidad máxima de 260 km/hora.

Esto no es todo, sino que las intenciones de Apple es fabricar su coche al más puro estilo de Tesla. Es decir, hacer un coche eléctrico de muy muy alta gama y al alcance de muy pocos para llamar la atención.

Ming-Chi Kuo informa de que este coche podría ver la luz a partir de 2025 en adelante. La filtración también comenta que, aunque Apple usará los recursos de Hyundai, que no nos extrañe si el proceso se retrasa un poco porque la empresa de Cupertino quiere fabricar algún componente, más allá del software, hardware, diseño exterior e interior, etc.

Esperemos que este acuerdo siga adelante y no hay ningún retraso en la fabricación del Apple Car en colaboración con Kia, filial de Hyundai.